No tengo tiempo para entrenar

¿Es este realmente el caso? Decir que no tienes tiempo suele ser la excusa que se usa para ocultar la falta de motivación o la falta de progreso.

Cuando lo desee, siempre hay formas de encontrar el tiempo para entrenar adecuadamente. Por lo general, este tiempo se dedica a otras actividades menos productivas.

Sin embargo, si quieres mejorar tu rendimiento y lograr tus objetivos, tienes que pasar por un entrenamiento y por lo tanto adaptar tu horario para incluir tus sesiones.

SEA OBJETIVO

La resistencia al cambio es un reflejo natural contra el que hay que saber luchar para poder avanzar. Cuando desea hacer entrenamiento con pesas, generalmente es para volverse más musculoso, para complacer o para sentirse mejor con su cuerpo.

Pero nunca tienes nada sin esfuerzo. Por lo tanto, debes mirar tu situación con nuevos ojos y reconocer que tienes tiempo para entrenar en serio.

Obviamente, si tiene un trabajo difícil, tiene hijos, vida familiar u otras responsabilidades, parte de su agenda ya está llena.

Sin embargo, realizar 3 sesiones de entrenamiento de fuerza por semana seguramente está a tu alcance. Si lo hace bien, solo serán 3 horas para encontrar en su semana.

En el peor de los casos, puede reducir este número a 2 horas, si entrena menos, pero los resultados tardarán más en llegar. Afortunadamente, existen varios consejos para organizar su programa.

SESIONES RÁPIDAS Y EFICIENTES

Un entrenamiento no tiene que durar horas. La verdad es que si dura demasiado, probablemente se deba a que no estás haciendo los ejercicios correctos con la intensidad adecuada.

Una sesión de 45 minutos a 1 hora debería ser suficiente para involucrar a un grupo de músculos, o incluso a todo el cuerpo.

Y si la intensidad está ahí, notarás que es difícil hacer más.

Para lograr esta eficiencia, primero debes concentrarte en ejercicios básicos como la sentadilla, press de banca, dominadas, etc. Estos ejercicios actúan sobre un conjunto de músculos y estimulan fuertemente el crecimiento muscular.

Luego, y si tiene tiempo, puede agregar ejercicios que se dirijan a ciertos músculos de manera más específica. Esto luego permite intensificar el trabajo.

Otro aspecto a tener en cuenta: las pausas. Dado que su objetivo es la intensidad, debe evitar descansos prolongados porque, si bien sus músculos necesitan tiempo para recuperarse un poco, aún necesita mantenerlos energizados.

Dependiendo de su programa de entrenamiento, los tiempos de descanso entre series pueden variar de 20 a 90 segundos, pero no mucho más. Entre ejercicios, es posible descansar más tiempo, pero esto no es un requisito si quieres mantener la intensidad al máximo y ahorrar tiempo.

Obviamente, si desea practicar sesiones rápidas, debe evitar todas las fuentes de distracción. Concéntrese en su agenda, evite involucrarse en conversaciones arrastradas.

Te distraen, te hacen perder el tiempo y pueden limitar tu recuperación entre entrenamientos.

MICRO ENTRENAMIENTOS

En el peor de los casos, es imposible dedicar una hora seguida a la práctica del entrenamiento con pesas. Todo lo que necesita son horarios de trabajo extendidos, el camino para llegar a casa y los niños para cuidar en casa.

En esta situación, tendrá que abarrotar sus sesiones donde pueda. Y, para eso, es posible dividir su programa. En lugar de 3 sesiones, puede hacer 6, más pequeñas.

En el caso de un entrenamiento de cuerpo completo, tendrás que dividir tus sesiones habituales por la mitad y hacer la parte superior, luego la inferior en otro momento. En el caso de un programa en el que solicite los grupos de músculos solo una vez a la semana, tendrá que cortar sus sesiones aún más finamente manteniendo la consistencia.

La otra solución también podría ser mantener solo los ejercicios más grandes, para sesiones cortas, y practicarlos dos veces por semana, en lugar de una.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *